Quiero entrar en una cooperativa de transporte, ¿qué debo que tener en cuenta?

Si después de leer el artículo anterior considera que la opción que más le interesa es la de asociarse a una cooperativa de transporte de trabajo asociado, debería tomar en consideración la información que le ofrecemos a continuación para elegir correctamente la cooperativa donde incorporarse:


  • ¿Cuál es la relación entre la cooperativa y sus socios? Conviene conocer si es una relación societaria, es decir, el socio de la cooperativa no es un empresario sino que es socio trabajador de la cooperativa y cobra por el rendimiento del trabajo a través del anticipo societario, o por lo contrario el socio es una empresa y factura a la cooperativa. Cuidado: según la última regulación de la LOTT (Ley de Ordenación del Transporte Terrestre), sólo puede facturar transporte el titular de la licencia de transporte, y delante de este handicap algunas cooperativas siguen teniendo los socios dados de alta como empresarios, manteniendo pues una relación mercantil en vez de societaria, o incluso mercantil y societaria a la vez, pero en lugar del socio facturar servicios de transporte a la cooperativa, este hace constar en factura “servicios auxiliares al transporte”. Esta es una práctica muy confusa y de consecuencias indeterminadas.
    Por motivos obvios, no asume las mismas responsabilidades un socio que además de cooperativista está dado de alta en el censo de empresarios, que uno que no lo está ya que mantiene únicamente una relación societaria con la cooperativa.
  • Cuál es el coste total de entrada en la cooperativa, habiendo sumado la aportación obligatoria, cuota de ingreso y en su caso, aportación voluntaria con fines injustificados. Por otro lado, también deberá tener en cuenta el importe del aval a desembolsar en el caso que se solicite por parte de la cooperativa, ya que al fin, representa un coste financiero.
  • Cuál es el coste mensual de la cooperativa una vez sumados todos los conceptos: cuota mensual y en su caso, gestiones no incluidas en esta cuota, porcentaje sobre la facturación, etc.
  • Cuáles son los servicios que le ofrece la cooperativa. Este es un punto muy importante, ya que en función de los servicios proporcionados el coste mensual puede resultar económico o caro (tarjetas de combustible, soluciones de autopista, camiones de alquiler o renting, cargadores / clientes para poder empezar a trabajar desde el primer día, etc.)
  • Conocer la gestión de la cooperativa y si es una firma solvente, ya que no hay que olvidar que en caso de quiebra los socios responden con sus aportaciones, tanto monetarias como materiales (camiones).
  • Prestar especial atención en si la cooperativa está totalmente adaptada a la regulación de la LOTT del 25 de julio de 2013.
  • Valorar toda la información y formación que la cooperativa proporciona al socio antes de entrar. Existen aspectos muy relevantes, entre ellos que el nuevo asociado entienda a fondo a través de una jornada informativa con la propia cooperativa cuál es el funcionamiento de la misma, como elabora los anticipos societarios (ya que de lo contrario, cuando el socio reciba la documentación referente a su actividad mensual no entenderá de donde salen los resultados finales) y así un sin fin de informaciones destacadas para cualquiera que no tiene una experiencia previa, e incluso por los que la tienen.
  • Financiación. Resulta conveniente saber si la cooperativa mantiene acuerdos con entidades bancarias o financieras con el fin de ayudar a la búsqueda de financiación a sus socios, así como también si la cooperativa tiene mecanismos para financiar el flujo del circulante de su cliente.
Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Cooperativismo, Transporte